Mensajes para adultos solteros sud

MENSAJES PARA LOS SOLTEROS : BUENAZO

Su responsabilidad es para recordar, para arrepentirnos, y ser justos. No siempre recibimos inspiración o revelación cuando la pedimos. Algunas veces la revelación se tarda, y algunas veces se nos deja a nuestro propio juicio. No podemos forzar las cosas espirituales. Tiene que ser así. Debemos tomar decisiones y experimentar las consecuencias para desarrollar autosuficiencia y fe.

Mensajes para los Solteros (Buenazo)

Esto no significa que nuestras oraciones no sean escuchadas. En consecuencia, hay ocasiones cuando en las que podemos servir productivamente en dos diferentes campos para laborar. Cualquiera de las dos respuestas es correcta. Aunque no me es posible darles la mano y verles a los ojos personalmente, quiero que sepan que son preciosos a la vista de Nuestro Padre Celestial.

Tres mensajes para los jóvenes adultos

Los líderes de la iglesia los aman. Pero una cosa es inevitable: Porque saben que es imposible ser exitosos solos. Segundo, aprendan y desarrollen sus propios talentos y valoren el talento de los otros. Nos referimos al caso de que muchos jóvenes dignos de la Iglesia, de mas de treinta años, todavía siguen solteros.

Tres pautas para los jóvenes adultos

élder David A. Bednar, élder M. Russell Ballard, élder Quentin L. Cook, Jóvenes Adultos Solteros, Rescatar. Tengo tres mensajes para ustedes a medida que siguen su camino por el mundo : Los jóvenes adultos solteros se trasladan con mucha frecuencia, por lo que.

Y no parece que haya una escasez de jovencitas dignas de mas o menos la misma edad que puedan ser buenas esposas. Mis queridos hermanos solteros, a nosotros también nos preocupa. Sigue siendo un mandamiento de Dios. Y la declaración del Señor dada en el Génesis sigue en vigencia: Para obtener la plenitud de la gloria y de la exaltación en el reino celestial, debemos recibir esta ordenanza que es la mas sagrada de todas.

  1. contactos de mujeres putas.
  2. Comentarios:!
  3. Una gran oportunidad para rescatar!
  4. sexo sin pagar.
  5. Consejo para los jóvenes adultos solteros.
  6. como conocer gente.
  7. viaje esqui alpes.

Sin el matrimonio, los objetivos de Dios se verían frustrados. Espíritus escogidos no tendrían la oportunidad de pasar por la vida mortal. Y posponer el matrimonio sin razón justificada, la mayoría de las veces, quiere decir que tendréis menos posteridad, y llegara el día en que, mis hermanos, sentiréis a ciencia cierta la perdida que habréis sufrido. Os aseguro que la responsabilidad mas grande y el gozo mas intenso de esta vida se centran en la familia, un matrimonio honorable y en criar una posteridad digna.

Y cuantos mas años pasen, tendréis menos oportunidades de casaros y entonces correréis el riesgo de perder esas bendiciones eternas para siempre. El presidente Spencer W. Kimball relato una experiencia que tuvo una vez con estas palabras:. Cuando le contesté al Juez Supremo: Sabia que se le había mandado buscar una esposa, casarse y hacerla feliz. Sabia que era su deber tener hijos y darles la mejor vida posible a medida que crecieran.

Os preocupa no llegar a ser capaces de mantener a una esposa y a los hijos y darles lo que necesiten en esta época de incertidumbre económica. Pero esos temores deben descartarse para dar lugar a la fe. Esforzaos en todo lo posible en vuestros estudios y en vuestro trabajo. Confiad en el Señor con fe y todo se arreglara. El Señor nunca nos da un mandamiento sin darnos también la capacidad y medios para cumplir con el véase I Nefi 3: No piensen que de inmediato deben obtener todo lo que sus padres tenían al momento de abandonar ustedes el nido.

El tercer mensaje que deseo abordar —y que tiene que ver con los dos anteriores— es que estén dispuestos a aceptar las responsabilidades matrimoniales. Las Autoridades Generales de la Iglesia se preocupan profunda y continuamente por que los jóvenes adultos solteros conozcan la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio.

La doctrina de la Iglesia en lo referente a la familia eterna es muy clara. Permítanme citar Doctrina y Convenios:. Dicho con claridad y sencillez: Con este pasaje de las Escrituras en mente, permítanme mencionar algunos factores que pueden llegar a postergar el matrimonio.

Prepárense hoy para el mañana

Algunos tal vez perciban que a los ex misioneros ya no se les presiona ni alienta tanto para casarse. Se debe alentar a todo ex misionero a que, una vez en casa, se mantenga activo en la Iglesia, se asegure una formación, desarrolle aptitudes laborales y se disponga a hallar un cónyuge eterno.

Una buena comunicación puede abordar esa inseguridad. La excesiva importancia dada a la formación o al trabajo puede colocar al matrimonio en un plano secundario. El matrimonio, la formación y el trabajo pueden ir de la mano. Tener una carrera profesional sin familia, cuando puede haberla, es una tragedia. No permitan que la vida se convierta en una existencia simplemente divertida o egoísta.

No sean adictos a obtener posesiones. Una percepción negativa del matrimonio motivada por los medios de comunicación o por experiencias de familiares y amigos puede disuadir a algunos a casarse. El que haya divorcios no quiere decir que ustedes no puedan tener un matrimonio feliz y exitoso.

Sean activos en la Iglesia

With commercial websites, longer domain ages would be a sign of that they have been generating enough profit en route for continue running, hence proving its commercial viability. Cuando le contesté al Juez Supremo: Facebook Twitter Correo electrónico. No sean adictos a obtener posesiones. El presidente Brigham Young enseñó: Se trata de la familia y del Evangelio.

Algunos demoran el matrimonio por razones económicas. No es prudente posponer el matrimonio hasta tener el dinero suficiente para mantener un determinado estilo de vida. Éstas y muchas otras razones pueden llegar a hacer que se posponga el matrimonio. Si pudiera encerrar en una palabra todos los motivos que acabo de mencionar para posponer el matrimonio, ésta sería miedo: No es inusual tener miedo. El miedo puede vencerse mediante la preparación y la fe.